Zoológico de Viena: casi tres siglos acogiendo animales

26 may. 2014

Inaugurado en 1765 como una casa de fieras por el emperador Francisco I del Sacro Imperio Romano Germánico, el zoológico de Viena está considerado por los expertos como el primer recinto moderno dedicado a la conservación y exhibición de animales. 

Aparte de algunas colecciones privadas y de la casa de fieras real de Versailles que se inauguró en 1964, pocos son los antecedentes de este tipo que se pueden comparar con el proyecto ubicado en el palacio de Schönbrunn. Hoy por hoy, es considerado el zoológico más antiguo del planeta tierra y es reverenciado por naturalistas y expertos. De hecho, los restos arquitectónicos del siglo XVIII que aún permanecen en el recinto se entrecruzan con toques  más modernos para mostrar al espectador un diseño especial envuelto en historia. Durante los últimos años, sus gestores han apostado por la puesta en marcha de diversas iniciativas de conservación científica, a la vez que potenciaban la finalidad educativa de las instalaciones. 

Zoo Viena Pandas

Cuenta con una extensión global de 17 hectáreas, que están ocupadas por más de 500 especies diferentes. Sus responsables han apostado siempre por la renovación continua, por lo que sus moradores coexisten en amplios espacios donde destaca la bautizada como Casa de la Selva tropical, un área de grandes dimensiones e influencia exótica, y el invernadero de naranjos ocupado en la actualidad por orangutanes. A su vez, también cuenta con una zona que semeja las características especiales de un desierto y donde se estudian las costumbres y peculiaridades de muchas especies botánicas.

Entre su amplia nómina de animales destacan los osos panda, los elefantes africanos, los tigres siberianos, los jaguares, los hipopótamos y los rinocerontes. De hecho, el zoológico de Viena ha sido famoso a lo largo de la historia por acoger entre sus paredes algunos de los primeros nacimientos de especies como el elefante africano o el oso panda en cautividad. En 1906 llegó la primera cría de elefante africano y 31 años después sería el momento de Fu Long, el primer oso panda nacido en el complejo. Ejemplares de ambas especies llegaron al mundo en el zoológico de Viena durante el año pasado, lo que demuestra la vigencia de las prácticas de reproducción coordinadas en sus instalaciones.

Zoo Viena Elefante Africano

Privatizado en 1992

La gestión del zoológico de Viena fue privatizada en el año 1992, cuando se hizo cargo de las instalaciones Helmut Pechlaner, que también presidió la rama austriaca de la organización multinacional WWF. Pechlaner apostó por la modernización del complejo a la vez que ejecutaba diversas prácticas -como el patrocinio privado de animales- para sostener el componente financiero. Tras su retirada laboral fue sustituido por Schratter Dagmar, que ha protagonizado una gestión marcada por un tono de continuidad.

Hoy por hoy, el zoológico de Viena sigue siendo un parque de naturaleza respetado en todo el planeta y es visitado por miles de personas cada año.