Diving Coaster Vanish: una montaña rusa que te sumerge bajo el agua

29 sep. 2014

Los avances de la ingeniería cosechados por el ser humano en los últimos siglos han causado que casi parezca que no haya límites para la mente humana. Los bocetos que Leonardo Da Vinci trazaba a carboncillo ya son una realidad. Los acueductos romanos forman parte de la historia. Y las montañas rusas, antaño construcciones de madera de sencillo diseño, cada vez presentan nuevos retos a los usuarios. Así ocurre con la atracción Diving Coaster Vanish, una montaña rusa emplazada en un parque de atracciones ubicado en Yokohama (Japón) que presenta una atractiva novedad para los amantes de la descarga de adrenalina: sus vagones pasan por debajo del agua. Ahí queda dicho.

El recorrido de la atracción cuenta con diversos loops

Eso sí, hay que aclarar que el usuario no se moja en el lago ni toca el agua. Lo que ocurre es que, tras una trepidante serie de loops, bajadas y subidas, la montaña rusa Vanish se interna en una piscina del complejo por un agujero. La sensación para el espectador es que los vagones entran dentro del agua y el usuario que disfruta de la experiencia se ve compensando con unos chorros de agua que le disparan directamente durante los escasos segundos que el vagón está debajo de la piscina. El hecho de notar el agua en la piel junto con la sensación de incrustarse en una piscina con el vagón lleno de gente debe ser impactante.

El Cosmo World es un parque de atracciones situado en la bahía de Yokohama, conocida como una de las urbes niponas con mayores posibilidades de ocio. Tanto diurnas como nocturnas.

La montaña rusa es la gran atracción del complejo

La atracción se inauguró en el año 1999 y desde entonces se ha convertido en una de las montañas rusas más conocidas del país del sol naciente. Su recorrido dura alrededor de dos minutos y los vagones recorren casi 800 metros, en un viaje donde las rasantes y los cambios de sentido son una constante.

Un parque, tres zonas

El Cosmo World se encuentra en el área de Minato Mirai y está separado en tres zonas principales. La primera -Kids Carnival- es para el público más infantil y se centra en atracciones tipo como los caballitos y los trenes para los más pequeños. La segunda -Burano Street- está dedicada a sus hermanos mayores y ya cuenta con atracciones de mayor riesgo y velocidad, como alguna montaña rusa o un pasaje del terror. La tercera zona es donde se sitúa la montaña rusa Vanish -que traducido al español equivale a desaparición, ya que desaparece bajo el agua- y es aquí donde también encontraremos diversiones para los más mayores. Además de la montaña rusa, el Cosmo World también destaca por su noria gigante, por su casa de los espíritus y por alguna atracción de corte acuático, entre otros ingredientes.


El usuario traspasa la piscina en la parte final del recorrido

Eso sí, la montaña rusa Vanish es la gran protagonista del parque de atracciones, ya que permite al usuario “traspasar” el agua a lomos de un vagón. ¿Te atreverías a probarla?