Griffon: una montaña rusa con vagones para treinta personas

22 jul. 2014
Quizá en un futuro lejano se vean superadas por la realidad virtual pero hoy por hoy, no existe en el mundo una atracción que provoque sensaciones más fuertes que las que se sienten al subir en una montañas rusa. Convertidas en grandes obras de ingeniería gracias a la inteligencia del hombre, mucho ha llovido desde que hicieran su primera aparición en la Rusia de los zares. Hoy, las montañas rusas se reparten por todo el planeta y muchas son las que luchan por el honor de ser las más impactantes, a la vez que visitadas. Una de las más peculiares recibe el nombre de Griffon y se encuentra en los Estados Unidos.

La descarga de adrenalina está asegurada con Griffon
 
Está ubicada en un parque de atracciones bautizado como Busch Gardens Williamsburg, que está ubicado en Virginia. Uno de sus grandes rasgos diferenciales es que en vez de vagonetas para unas pocas personas, Griffon dispone de grandes compartimentos para 30 usuarios en cada uno de sus viajes. Sí, treinta personas a la vez -divididas en tres hileras de diez asientos- comparten la descarga de adrenalina consecuente tras completar el recorrido de esta increíble montaña rusa. Y no lo hacen ni mucho menos enjaulados como sardinas en lata, ya que los espacios destinados a los usuarios son amplios y cómodos. La experiencia es mayor si tenemos en cuenta que a los lados no hay suelo en el que apoyar los pies y que más allá del espacio donde descansan las espaldas no hay más respaldo. Subir a esta montaña rusa es sinónimo de caída libre. 

La atracción alcanza los 63 metros de altura

Entre su recorrido nos encontramos con diversas vueltas invertidas y con picos de altura que llegan a los 63 metros. Griffon está construida en acero -lejos quedan las instalaciones a base de madera- y fue diseñada por la firma Bolliger & Mabillard. Alcanza velocidades cercanas a los 115 kilómetros por hora y acogió a sus primeros usuarios de forma oficial el 18 de mayo de 2007. Siete años después, esta montaña rusa todavía se encuentra en el top de las listas de las atracciones más temidas y más deseadas que circulan Internet. De hecho, el año pasado ocupó el número 33º en una lista elaborada por los usuarios de una página especializada sobre las mejores montañas rusas de la historia.

Además de alcanzar picos de altura de 63 metros y velocidades cercanas a los 115 kilómetros hora, la montaña rusa Griffon también se distingue por una longitud total de 947 metros, que son recorridos en poco más de tres minutos. El usuario supera dos inversiones y ángulos verticales de 90 grados, además de una fuerza gravitatoria de hasta 4 G. Para su construcción se invirtieron más de 15 millones de dólares.

En el momento de su puesta en marcha -año 2007- fue considerada como la montaña rusa más alta y rápida del planeta tierra, además de ser la primera que contó con asientos sin piso -no hay nada debajo- y de ofrecer un recorrido con más de una inversión. Con el tiempo ha sido superada, pero su espíritu innovador aún permanece.

Griffon transporta a 30 personas a la vez

¿Te ves capaz de superar el reto que presentan su 3 minutos de vertiginoso recorrido?