PortAventura: bajo la sombra del "Dragon Khan"

31 mar. 2014

Mucho ha llovido desde aquel 1 de mayo de 1995 en el que habría la puerta uno de los parques de atracciones más representativos de España: Port Aventura. La ahora muy televisiva Anne Igartiburu ejercía de Cicerone en una ceremonia que contó con actuaciones de clásicos del espectáculo, como la magia de Juan Tamariz, los ritmos de la Década Prodigiosa y el humor infantil del añorado Miliki.

Ahora, cuando faltan meses para que el complejo cumpla sus 20 años de vida, desde Tixalia queremos profundizar sobre la historia y la actualidad de un parque de atracciones que se ha asentado en el panorama europeo e internacional.

Con una cifra constante de 3,5 millones de visitantes al año -siete de cada diez pernoctaciones son de familias-, PortAventura ocupa el número uno del ránking español de los parques de atracciones. Y lo ha conseguido en parte gracias a uno de sus grandes iconos: el “Dragon Khan”. Con una altura máxima de más de 45 metros y una velocidad de 110 kilómetros por hora, esta atracción cuyo coste de construcción superó los seis millones de euros batió en su día varios récords mundiales. Ya ha sido superada por otras montañas rusas situadas en complejos de otras partes del planeta, pero aún forma parte del grupo de montañas rusas que llevan al visitante más cerca del cielo.

Con el “Dragon Khan” como emblema, PortAventura ha ofrecido al visitante una experiencia única durante los últimos 19 años, diversificada en un total de seis zonas temáticas. La montaña rusa está ubicada en China, la parte del complejo influenciada por el exotismo asiático. Pero, antes de dejarse seducir por los encantos de Pekín, el visitante pasa por la Mediterránea, una zona esbozada como un poblado de pescadores que evoca la tradición y la grandeza del Mare Nostrum. Otra zona a tener en cuenta es la Polynesia, tematizada entorno al magnetismo de las islas tribales. El Far West, tal y cómo su nombre indica, nos llevará a la época en la que indios y vaqueros pugnaban por la tierra y en la que muchos disparaban antes de preguntar. Junto a la irrupción de los forajidos, también nos encontramos con el México Precolombino, un área dominada por el influjo de los mayas y su milenaria cultura. Por último, nos encontramos con una zona infantil poblada por los personajes de Barrio Sésamo, que tantas aventuras protagonizaron en Televisión Española.

Shambalay "Angkor"

Sin duda alguna, uno de los principales aciertos de los gestores de PortAventura ha sido la constante renovación del parque de atracciones a lo largo de los últimos 19 años. Así, en 2012 vió la luz la que hoy por hoy es otra de las grandes estrellas del complejo: “Shambala, expedición al Himalaya”, una montaña rusa que se cruza con el conocido “Dragón Khan”, y al que supera en casi todas las magnitudes, no en vano tiene una altura máxima superior a los 75 metros y puede alcanzar los ¡135 kilómetros por hora en caída!

La gran novedad de esta temporada 2014 en PortAventura llega con el nombre de Angkor. Se trata de un inmenso recorrido interactivo donde el agua es la protagonista. ¿Te lo vas a perder?

PortAventura lleva haciendo las delicias de grandes y pequeños durante 19 años. A partir del próximo 11 de abril volverá a hacerlo este año.