PortAventura World y Ferrari Land apuestan por los pequeños de la casa.

27 ago. 2018

Este año, tanto PortAventura Park como Ferrari Land han apostado por reforzar la diversión para los niños. Permitiendo así que la experiencia en familia sea mucho más completa. 

PortAventura Park
, que ya contaba con una conocida zona infantil que hace las delicias de los más pequeños de la familia, el área de SésamoAventura, ha introducido  este año dos importantes novedades; un show  que gira en torno al conocido personaje de Tadeo Jonesque tiene lugar en la Cantina de PortAventura Park; y la recreación de la casa del querido Pájaro Loco (Woody Woodpecker) en el Far West, para celebrar que éste cumple 20 años en el Resort. Ambos personajes lograrán que los niños disfruten de grandes momentos, realmente divertidos.


El espectáculo les llevará a vivir las aventuras del intrépido arqueólogo Tadeo Jones, junto a sus inseparables Sara, Tiffani, Jeff y la inolvidable Momia. Todos correrán numerosas aventuras para recuperar el collar del Rey Midas de manos del villano Jack.

Espectáculo Tadeo Jones en PortAventura
Por otra parte, en la Casa de Woody, los pequeños podrán conocer al travieso pájaro, y hacerse fotos con él, mientras disfrutan de una recreación fantástica de su casa en el interior del tronco de un árbol. Todo esto junto a todas las atracciones de siempre (Tami Tami, la Granja de Elmo, Coco Piloto, etc.), ofrecen un abanico inmejorable para garantizar que nuestros hijos disfruten de una jornada inolvidable.

La_Casa_de_Woody en PortAventura Park

Y como muchos nos plateamos combinar la visita de PortAventura Park con la del Parque de Ferrari Land, éste ha estrenado también una zona infantil dirigida a que los más pequeños vivan nuevas experiencias. Con Crazy Pistons podrán girar como los pistones de un motor a nueve metros de altura subidos a un auténtico Ferrari. ¡Emociones fuertes que son irrepetibles!. Y por si les pareciera poco, podrán subir a la Junior Red Force, en esta minimontaña rusa experimentarán la adrenalina en estado puro. Si aún les quedan ganas de más, la Kids' Tower les ofrece una caída libre de 9 metros de altura con repeticiones mientras dan vueltas, nada que envidiar a las atracciones de adultos.

Ferrari_Land_kids_tower
Para concluir con la visita a las alturas, Flying Race les hará volar y llegar al cielo, mientras conducen su propia avioneta. Repitiendo la experiencia que llevó a la creación del famoso símbolo de Ferrari, el Cavallino Rampante. Y para finalizar, no pueden irse del parque sin conducir una maravillosa réplica del Ferrari Testarossa en una emocionante carrera en la que como pilotos podrán sentir la emoción de la velocidad: Champions Race.

En definitiva, si quieres que tus peques tengan una de las mejores experiencias del verano, PortAventura y Ferrari Land les ofrece la combinación perfecta, sólo debes atreverte a venir.