Los acuarios más grandes del mundo: Génova y su Biosfera

28 ene. 2015

El misterio que rodea a la vida marina -es la porción del planeta tierra menos explorada por circunstancias obvias- siempre ha causado que el hombre se sienta fascinado por aquello que se esconde tras las aguas del mar. Así, la construcción de complejos donde la fauna y flora de este tipo de hábitat son los protagonistas, ha sido una constante durante los últimos tiempos. Y la tecnología ha hecho el resto. En la actualidad, los grandes acuarios son una gran fuente de ingresos y en Tixalia queremos conocer aquellos emplazamientos que destacan en todo el planeta tierra. En esta ocasión, nuestro viaje nos lleva al Viejo Continente. Italia es el país elegido. Génova es nuestro destino.

Los delfines, protagonistas en el acuario de Génova

Así, el acuario de Génova es -tras el Oceanogràfic de Valencia- el complejo acuático más grande de Europa y uno de los mayores de todo el mundo. Sus gestores defienden que cuenta con “la mayor exposición de biodiversidad acuática de Europa”. En sus más de 70 tanques conviven más de 15.000 ejemplares de 400 especies marinas. Su extensión total supera los 27.000 metros cuadrados, donde además de diversas especies de peces -a cual más exótica- también se pueden conocer delfines, tiburones, manatíes, medusas, focas, etc. En cada una de las ocasiones nos encontramos con un tanque donde se emula con total fidelidad el hábitat natural de los ejemplares.

Aquario-genova-Medusa

El recorrido de la visita por el acuario de Génova dura unas tres horas más o menos -hay visitas guiadas, aunque también se puede ir por libre- y también destaca por su emplazamiento: el acuario se encuentra en el antiguo y conocido Puente Spinola. Durante su recorrido, el visitante conoce a los moradores de más de 40 tanques cerrados, además de encontrarse con cuatro tanques a cielo abierto en el Pabellón de los cetáceos. A su vez, el Pabellón de la Biodiversidad destaca por ofrecer 40 acuarios dentro de un barco bautizado como Nave Italia. En uno de ellos, el visitante cuenta con la posibilidad de tocar con sus propias manos unos animales tan enigmáticos como las rayas, en una bañera especial.

Expo 1992

El acuario de Génova abrió sus puertas de forma oficial en 1992, con ocasión de la Exposición Universal que la ciudad acogió ese mismo año. De hecho, el tema de la iniciativa fue Cristóbal Colón, el Barco y el Mar. En la Expo de 1992 participaron 54 países y fue visitada por casi un millón de personas.

Acuario de Génova Biosfera

Por último, el acuario de Génova también destaca por contar con un edificio que siempre deja boquiabierto al visitante: la Biosfera. Se trata de una gran esfera de vidrio que mide 20 metros de diámetro y pesa más de 60 toneladas. Por la forma en la que está construida -el arquitecto Renzo Piano fue su impulsor en 2001-, da la impresión de que se encuentra suspendida sobre el mar y con el tiempo se ha convertido en uno de los símbolos de la ciudad. La tecnología permite que en su interior se disfrute de un clima tropical, donde más de 150 especies de todo tipo de animales -anfibios, aves, reptiles, insectos, etc- y plantas sorprenden al espectador.

El acuario de Génova es uno de los más grandes de la tierra. ¿Lo has visitado ya?