El ocio de la capital (parte I): Snowzone y el Parque de Atracciones

09 may. 2014

Como todo en la vida, los parques de atracciones también evolucionan. El ocio del siglo XXI está cada vez más diversificado y una prueba de ello es el elenco de complejos de ocio que desde Tixalia hemos añadido a nuestro paquete de parques de atracciones en 2014. Hoy presentamos dos alternativas de ocio situadas en la capital: Snowzone y el histórico parque de atracciones de Madrid.

Snowzone, la pista de nieve cubierta de Madrid, es el primero de la lista. Está emplazado en el Centro Comercial Xanadú -ubicado en Arroyomolinos-, que abrió al público hace 11 años. Cuenta con dos pistas cubiertas de 18.000 metros cuadrados de extensión, que se diferencian en su público destinatario. La primera de ellas tiene 100 metros de longitud y está ideada para el esquí de iniciación. La segunda cuentan con 250 metros de longitud y es un recorrido perfecto para ser utilizado por esquiadores y snowboarders de más experiencia. Al igual que las estaciones de esquí más convencionales, dispone de teleférico y telesilla, lo que hará que nuestra estancia se complete. Ofrece cursos de iniciación y de aprendizaje intensivo, además de la posibilidad de organizar eventos para empresas en un área única en España. Los más pequeños también pueden disfrutar de la actividad tobogganing, donde -como su propio nombre indica- se deslizarán por espectaculares toboganes.

Sin movernos de la capital, también podemos disfrutar del parque de atracciones de Madrid, un complejo de ocio que lleva en pie casi medio siglo. Dividido en cuatro zonas -tranquilidad, maquinismo, naturaleza e infantil- el complejo ha sido reformado de forma intensa durante toda su historia.

El área de la tranquilidad ofrece al visitante una experiencia relajada, concentrando gran parte de la oferta de restauración junto a los dos teatros donde se realizan espectáculos y el cine de realidad virtual del parque. En esta zona se organizan espectaculares montajes de aquapirotécnia durante los meses de verano, que se convierten en un mágico punto y final a una intensa jornada en el complejo de ocio. La interminable Starflyer -la atracción más alta del parque con sus 80 metros de altura- y la familiar la Jungla -un recorrido acuático para toda la familia- son dos de las atracciones estrella de esta zona.

Como su propio nombre indica, el área del maquinismo se identifica por albergar algunas de las atracciones más complejas y exigentes del complejo. El parque de atracciones de Madrid siempre ha hecho las delicias de los amantes del riesgo, que tienen en atracciones como la montaña rusa Abismo, la Lanzadera o la Tarántula todo un reto que no les dejará indiferentes. Esta zona también alberga una gran zona recreativa de 300 metros de extensión.

La zona de la naturaleza está enfocada hacia un ocio más cercano a la madre tierra, concentrando las zonas de vegetación más vistosas del parque de atracciones y las actividades acuáticas. Los rápidos y los fiordos son dos de sus atractivos más reconocidos.

Por último, la zona infantil está ideada para el disfrute de los más pequeños y se ha desarrollodo bajo el amparo de la marca Nickelodeon. Conocidos personajes como Bob Esponja o Dora la Exploradora nos esperan en esta zona del parque de atracciones que cuenta con opciones de ocio infantil como Turbulencias o el tren de Nickelodeon.

Snowzone y Parque de atracciones hacen de Madrid una ciudad todavía más especial ¿No os parece?