Grandvalira, el paraíso del esquí en Andorra

16 dic. 2014

Con la llegada del frío, ya son muchos los que comienzan a hacer cábalas para preparar ese viaje a la nieve que realizan en cada temporada de invierno, donde se retoman los esquís y donde se vuelve a disfrutar de jornadas especiales, en una naturaleza completamente bañada por un manto blanco. La temporada de los deportes de invierno está aquí y desde Tixalia queremos ofreceros una visión de las principales estaciones que tenemos a vuestra disposición. Tras visitar Candanchú, nuestro nuevo viaje nos lleva hasta la estación de Grandvalira, emplazada en Andorra y convertida en uno de los reductos más visitados de todo el territorio nacional durante el invierno. Veamos qué nos ofrece.

Los esquiadores avanzados disfrutan de sus grandes pistas

Situada en Andorra, Grandvalira es una gran estación de esquí fundada en 2003, con 118 pistas -que suman más de 200 kilómetros de extensión- que pueden disfrutarse gracias a un forfait único. La puesta en marcha de las instalaciones -y su renovación constante- ha supuesto una inversión de más de 100 millones de euros en 10 años. En la actualidad, prácticamente el 100 % de su territorio cuenta con nieve, y su amplia lista de remontadores -necesarios para ganar altura e iniciar el descenso por las pistas - es capaz de transportar a más de 100.000 esquiadores a la hora. Cifras que por sí solas definen la magnitud de un proyecto líder en el panorama europeo del ocio de invierno.

Durante el año pasado, en Grandvalira se vendieron más de 1,6 millones de forfaits y el 29 de diciembre sus instalaciones fueron visitadas por más de 26.500 visitantes. De hecho, la media de visitantes se situó en unos 10.000 por jornada. Uno de los grandes aciertos de sus gestores fue la puesta en marcha de distintas iniciativas, ya que Granvalira acogió cerca de 100 carreras con participantes de diferentes disciplinas deportivas a lo largo de todo el año. La Red Bul Home Run, la Copa del Mundo de Kilómetro lanzado o las finales de la Copa del Mundo de Esquí Alpino, fueron algunas de las iniciativas más conocidas.

Granvalira, un osasis para el esquí

Motos de nieve, mushing

Aunque disfrutar del esquí en un entorno especial es la atracción principal, no es la única posibilidad de ocio con la que se encuentra el usuario de Granvalira. Así, se ofrece la posibilidad de alquilar motos de nieve, de practicar el mushing -paseos sobre trineos arrastrados por perros- o disfrutar de una excursión por sendas y lagos helados acompañados por un guía y con unas raquetas de nieve como calzado.

El mushing, una actividad complementaria muy atractiva

Otra de las ofertas que más llama la atención es la de poder pasar una noche en un iglú situado a 2.350 metros de altura. Se trata de un emplazamiento diferente -totalmente preparado y acomodado- donde pueden descansar hasta seis personas por unidad -hay cuatro iglús construidos en la nieve- y donde también se puede disfrutar de servicios como un restaurante o un jacuzzi.

Podéis reservar online en Tixalia vuestros Forfaits de 2, 3, 4, 5, 6 ó 7 días para Grandvalira en menos de 1 minuto y con los mejores precios. El invierno ha llegado, es hora de volver a la montaña.