Parques de atracciones abandonados: Six Flags de Nueva Orleans

08 may. 2014

Los parques de atracciones también sufren el paso el tiempo. Construidos como zonas de ocio preparadas para acoger a miles de personas cada 365 días, la falta de renovación y la apertura de competidores en lugares cercanos suelen ser las principales causas para que echen la persiana. En Tixalia queremos seguir la saga iniciada con el Takanokuma Greenland de Japón y hoy nos acercaremos hasta el parque Six Flags de Nueva Orleans.
A veces, también entran en juego otras fuerzas, como la irrupción de catástrofes naturales.  Así ocurrió en este parque emplazado en Nueva Orleans. Este complejo de ocio fue cerrado al público en 2005, cuando el huracán Katrina asoló sus instalaciones.

El parque de atracciones Six Flags de Nueva Orleans abrió sus puertas en el año 2000, bautizado en un primer lugar como Jazzland para después pasar a pertenecer en 2002 a la gran cadena Six Flags, que gestiona un total de nueve complejos en Estados Unidos, uno en Canadá y otro en México. Tras cinco años de vida, las instalaciones fueron literalmente inundadas tras el paso del huracán, al fallar los diques de contención que debían proteger la ciudad de Nueva Orleans. El agua permaneció en la zona durante cerca de un mes. Desde entonces, y a pesar de sucesivos rumores sobre reaperturas o cierres, el complejo Six Flags de Nueva Orleans no se ha vuelto a abrir al público. Y no sabemos si lo hará, ya que algunos informes dicen que los edificios que aún quedan podrían registrar daños hasta en un 70 % de su estructura.

Lo único que sus gestores lograron rescatar fue una montaña rusa de estilo inverted, que fue rebautizada como Goliath y trasladada hasta Texas. Poco más se pudo hacer por el resto. En los últimos años se han barajado distintas opciones sobre su futuro, que pasan desde una reapertura a lo grande -construyendo una zona comercial y un parque acuático anexos- hasta la demolición completa. Los rumores no han hecho otra cosa que sucederse e, incluso, los vecinos de la zona se han quejado públicamente de la falta de seguridad en las instalaciones, ya que no existe cercado de protección y todo el que quiere puede acceder a las viejas atracciones. La maleza y los animales también han invadido el complejo.

Six Flags decidió renunciar al contrato firmado con la ciudad de Nueva Orleans y está en espera de que las aseguradoras finalicen los trámites de los siniestros para ver el dinero que le corresponde. Con la cadena fuera de la ecuación, las administraciones tienen la última palabra sobre el futuro del parque de atracciones. Sin embargo, la crisis y la depresión económica propia que sufre Nueva Orleans no son buenas compañeras en este camino.

Percy Jackson y el mar de los monstruos

Hoy el Six Flags Nueva Orleans es un escenario vacío, que podría acoger sin problemas las escenas de una película sobre zombies tan de moda en la actualidad. De hecho, el complejo fue alquilado por la productora 20th Century Fox para grabar parte de las escenas de la segunda parte de la saga cinematográfica protagonizada por Percy Jackson, hijo de Poseidón. Las instalaciones fueron limpiadas y se convirtieron en el hogar del cíclope Polifemo.

El parque de atracciones Six Flags es hoy un lugar casi olvidado. ¿Volverá a abrir algun día?