Shima Spain Village: un tributo al folclore nacional en forma de parque temático

17 nov. 2015

Que la cultura española sorprende -y agrada- a muchos de los visitantes que llegan a nuestro país no es ninguna novedad. El flamenco, la gastronomía, las fiestas regionales como las Fallas o la tomatina son ejes vertebradores de una identidad plurinacional cimentada durante siglos de existencia, que hace que cada lugar del territorio nacional cuente con rasgos distintos. Sin embargo, lo que sí puede sorprender es que en Japón exista un parque temático cuyo eje central sea el folclore nacional. Es cierto que la cultura española suele ser atractiva para los nipones, pero la construcción de un parque temático sobre los tópicos nacionales se sale bastante del guión. El complejo de ocio Se llama Spain Village y se encuentra ubicado en Shima, ciudad perteneciente a la prefectura de Mei.

La diosa Cibeles está presente en el parque

El parque de atracciones Shima Spain Village cuenta en la actualidad con un área de extensión superior a las 34 hectáreas y ha recibido varias ampliaciones y remodelaciones desde su apertura en 1994. Cuenta con veintiún años de actividad, con lo que nos podríamos aventurar a decir que se ha asentado en el panorama nipón de los parques de atracciones. Entre sus instalaciones se encuentran un total de 24 atracciones -tres son montañas rusas- y cuatro exposiciones. A su vez, también cuenta con un hotel y un spa propio para que los usuarios puedan descansar tras un día de ocio en el parque temático más español de Asia. Y quizá del mundo.

Pirienos, Montserrat, Matador

Y, como no podía ser de otra forma. Los nombres de las atracciones no dejan de ser especiales. Así, las tres montañas rusas se conocen como Pirineos -la cordillera más famosa del territorio nacional no podía faltar-, Gran Montserrat -en un guiño a la orografía catalana- y Matador -que, como cuyo propio nombre indica esta versada en la fiesta nacional de los toros-. Las urbes de Madrid y Barcelona -las dos ciudades más cosmopolitas de toda España- son las más representadas en un complejo en el que nos encontraremos con nombres muy conocidos para todo ciudadano de nuestro país: la Cibeles, la Plaza de Colón o el parque Güell de la ciudad condal, se entremezclan con referencias a la literatura -las figuras de Don Quijote y Sancho Panza no podían faltar-, la historia -nos encontraremos con la carabela Santa María, entre otros- o el arte -hay un carrusel llamado Gaudí-.

Una de las montañas rusas recibe el nombre de Matador

Y la restauración nacional también está bien representada, con un total de 23 establecimientos que reciben nombres como Valencia, Alhambra, Lladró, Polvorón o Camino de Santiago. Y para los más nostálgicos, los gestores del complejo ponen a disposición de los visitantes un total de 19 comercios donde seguro que encuentran productos de todo tipo que evocan el carácter más español.

Shima Spain Village exporta un trocito de nuestra cultura hasta el país del sol naciente. Y los japoneses no dudan en visitar el parque año tras año. Por algo será.

Las figuras de Don Quijote y Sancho Panza no podían faltar en el complejo