Candanchú, la estación de esquí más antigua de España

15 dic. 2014

La nieve ya ha hecho acto de presencia y los amantes de los deportes de invierno ya van sacando sus equipos para disfrutar de su “temporada alta”. En Tixalia ofrecemos la posibilidad de visitar las mejores estaciones de esquí de España y os iremos enseñando los principales rasgos distintivos de cada una. Candanchú es nuestra primera parada. No en vano, es la estación de esquí más antigua de España.

Candanchú ofrece pistas de todo tipo

Candanchú se encuentra en pleno pirineo aragonés, a menos de 30 kilómetros de la ciudad de Jaca. En los últimos años se ha confirmado como una zona perfecta para esquiar en familia, dadas las facilidades que ofrece a los amantes de la nieve más novatos. Parte de la gran culpa de esta situación la tiene la llamada pista grande, una zona en la que se concentran un total de diez pistas ideales para aquellos que comienzan a deslizarse por la nieve -ocho son de categoría verde y dos son azules- y donde al final hay una gran cafetería en la base. Esta disposición hace que Candanchú sea la estación perfecta para ver como los más pequeños de la familia aprenden a esquiar en un entorno privilegiado.

Candanchú es una estación pensada para todo tipo de público

Y es que la naturaleza convirtió a esta estación en el sitio perfecto para la práctica de deportes de invierno. La privilegiada orografía de Candanchú causa que sea una estación salvaguardada del viento, por lo que las rachas eólicas no tienen prácticamente influencia en el día a día de la estación. Además, es una zona de gran belleza y encantos naturales. Los amantes del esquí más experimentados también cuentan con una serie de pistas más difíciles -rojas y negras- y con distintos itinerarios fuera de pista, únicamente recomendables para esquiadores expertos. A su vez, durante el verano se pueden realizar  múltiples rutas de senderismo o itinerarios de escalada.

Parada en el camino de Santiago

Y es que Candanchú también cuenta con sus raíces históricas. Cerca de esta estación  de esquí, se encuentran las ruinas del Hospital de Santa Cristina de Somport, que acogió a peregrinos que hacían el camino de Santiago en el siglo XII. La leyenda cuenta que dos caballeros errantes decidieron construir un refugio ante la gran cantidad de peregrinos que morían en la zona por el frío y el hambre, en su camino a Santiago. Una paloma blanca bajó del cielo con una cruz dorada en el pico y sitúo la zona donde debía construirse. La noticia corrió de boca en boca y la gran cantidad de donaciones recibida causo que finalemente no se construyera un refugio, sino un hospital.

Las ruinas del hospital del siglo XII pueden visitarse

En Tixalia puedes adquirir tu Forfait de uno o varios días a Candanchú en menos de un minuto. ¿Te vienes a esquiar?